Diferencias entre Canal Ético y Canal de Denuncias

La transparencia y la integridad son pilares fundamentales en el mundo empresarial actual. En este contexto, los canales éticos y de denuncias emergen como herramientas clave para fomentar estos valores. Aunque su propósito es similar, sus aplicaciones y el impacto que tienen en la organización varían significativamente.

Comparte esta entrada:

 

¿Qué es un Canal Ético?

El canal ético es una vía directa que permite a los empleados y colaboradores de una empresa comunicar de forma confidencial cualquier preocupación relacionada con la ética o la integridad dentro de la organización. Este canal se centra en cuestiones que afectan a los valores y normas internas de la empresa, actuando como un termómetro de la cultura corporativa.

La base del Canal Ético

Imagina el canal ético como un confidente dentro de la empresa, donde los empleados pueden expresar sus dudas o preocupaciones sobre comportamientos o decisiones que no se alinean con el código ético de la compañía. Desde la perspectiva de compliance, es una herramienta preventiva que ayuda a identificar y resolver dilemas éticos antes de que escalen a problemas mayores.

¿Qué es un Canal de Denuncias?

El canal de denuncias, por otro lado, se establece como un mecanismo más formal y reglamentado, diseñado para reportar acciones ilegales o violaciones graves de las políticas de la empresa. Su ámbito abarca desde el fraude, la corrupción, el acoso, hasta el incumplimiento de normativas externas que podrían tener consecuencias legales para la empresa.

 

¿Por qué es importante un Canal de Denuncias?

El Canal de Denuncias actúa como una línea de defensa contra las prácticas ilícitas, asegurando que la empresa pueda actuar rápidamente para investigar y, si es necesario, tomar medidas correctivas. Es esencial para preservar la legalidad y la buena reputación de la empresa, así como para proteger sus activos y a sus empleados.

Diferencias Clave entre un Canal Ético y un Canal de Denuncias

Aunque ambos canales buscan promover un ambiente de trabajo justo y seguro, la diferencia radica en su enfoque. El canal ético se orienta a mantener y reforzar la cultura y los valores de la empresa, mientras que el canal de denuncias se centra en prevenir, detectar y actuar sobre infracciones legales o violaciones de las políticas de la empresa, y normas externas.

Ámbito de Aplicación

El canal ético es más amplio y se relaciona con la ética corporativa, abarcando desde conflictos de interés hasta dilemas morales. El canal de denuncias es específico y técnico, destinado a abordar violaciones legales o reglamentarias.

¿Puede una Organización Tener Ambos Canales Implementados?

Es no solo posible sino recomendable que una organización cuente con ambos canales. Implementar un canal ético y un canal de denuncias de manera conjunta proporciona una cobertura completa, asegurando que todos los aspectos, desde los éticos hasta los legales, se manejen de manera eficaz.

 

Medidas para Mejorar tu Canal de Denuncias

Para que el canal de denuncias sea efectivo, debe ser accesible, confiable y eficiente. Aquí te dejamos algunas estrategias para lograrlo:

Para empresas interesadas en implementar o mejorar su canal de denuncias, ofrecemos la posibilidad de solicitar un presupuesto detallado y personalizado. Nuestro proceso incluye una evaluación y análisis inicial de necesidades específicas, como el tamaño de la organización y cualquier requerimiento especial para proporcionar una cotización precisa que refleje el valor y la calidad de nuestra solución.

Te puede interesar